lunes, 24 de octubre de 2011

VIAJE A PERÚ 10

Pongo viaje a Peru 10 y no X porque nunca se sabe qué busca alguna gente en la red, jaja, y pretendo que éste blog se convierta en algo diverso, pero no tanto ¬¬ XD.

Bueno, dejémonos de bromas y vamos a lo serio. 

Día 20 de mayo de 2011

Sobre las 7:30 nos recoge Víctor en el hotel para dejarnos en la estación de autobuses, donde nos despedimos de este gran hombre. Allí tomamos un tour de 10 horas hasta la ciudad de Puno, con distintas paradas en las que un guía nos daba diversas explicaciones sobre tradiciones culturales, historia y sociología. Ésta parece ser la mejor opción para realizar este viaje, ya que es muy largo como para hacerlo de un tirón y por el camino hay algunas cuestiones en las que merece la pena pararse. No obstante, pararse implica eso mismo, parar al menos un breve espacio de tiempo, pero aquello era como en el anuncio de Micralax, donde llevan a la pobre turista corriendo de un lado para otro sin posibilidad de entrar al baño. Bueno, a mi no me importa demasiado, prefiero ver cosas antes que no hacerlo por falta de tiempo.

Entre las paradas más interesantes estaba la de Iglesia de Andahuaylillas (llamada Capilla Sixtina de América debido a los impresionante de su ornamentación), pero en mi opinión, el que dijo aquello no ha visitado la Capilla Sixtina.


Lo cierto es que por dentro sorprende...

Iglesia de Andahuaylilllas 

... en especial tras ver la fachada XD. En algo si que se parecía a la Capilla Sixtina, en que no dejaban hacer fotos ni grabar vídeos :$$

También paramos en las ruinas del Templo de Wiracocha; cuyos restos recordaban en cierto modo a las grandes murallas romanas. Junto a estas ruinas había una charquita, donde se movían confiadas algunas Gaviotas Andinas y Gallinetas (la misma Gallinula chloropus que aquí, pero de subsp. garmani.

Templo de Wiracocha

Otra de las paradas era en Pucara, donde se visitaba un museo con restos arqueológicos preincaicos. En éste museo había un patio donde estuve un rato observando unas Tórtola de Alas Negras - Black-Winged Ground-Dove (Metriopelia melanoptera), una confiada pareja de Greenish Yellow-Finch (Sicalis olivascens) y un Ibis con el cuello blanco que sobrevoló el mencionado patio, que mirando la guía, no podía ser otro que el Ibis Carinegro - Black-Faced Ibis (Theristicus melanopis).

En este camino que atravesaba toda la zona de puna alcanzamos una cota máxima de 4.300 metros, donde supuestamente se cambiaba de la provincia de Cusco a la de Puno, o lo que es lo mismo, de la cultura Inca a la Aimara. Es destacable comentar el paso sin parada por la ciudad de Juliaca, que me sorprendió por lo caótico de la misma, parecía una ciudad inacabada, se expandía sin normas de urbanismo, las edificaciones estaban... edificadas, pero casi ninguna tenía pintura, ni una capa de yeso, nada, ladrillo visto y vámonos palante!! En esta foto parece que han cogido las casas con pintura, pero se puede ver algo del caos.

Juliaca

Juliaca

Bueno, cuando llegamos a Puno eran las 18:30 y las afueras de la ciudad son muy similares a Juliaca, al menos el centro parece algo más cuidado, pero no demasiado. Hay que decir que ésta ciudad se encuentra a orillas del famoso Lago Titicaca, el más alto del mundo navegable, con 3.900 m.s.n.m. Costó que los operadores encontrasen el hotel ciertamente, pero finalmente llegamos a aquel maldito Julio César Hotel. Con diferencia el peor de todo el viaje, en cuanto a servicio e instalaciones.

Salimos a cenar, siguiendo los consejos de la guía fuimos a la plaza de armas donde había un restaurante muy recomendado, con un frío que me había calado los huesos y no podía quitarme la ropa de abrigo ni siquiera en el restaurante, se notaba la altura y la humedad. Al llegar a la plaza de armas no encontramos con una enorme manifestación de mineros de la región, que protestaban por el posible cierra de la actividad en la zona, me parece recordar y allí estaban todos sentados ocupando cada hueco de la plaza. De hecho tuvimos que pasar entre ellos para entrar al restaurante. Allí probamos el típico plato "Cebiche" que es pescado crudo aunque aliñado con vinagre y limón. Es el único lugar donde nos atrevimos a comerlo. Además pedimos un otro plato típico de carne a que ahora no recuerdo muy bien, si era Alpaca o qué. Por supuesto acompañado de una jarra de Chicha Morada.

A la mañana siguiente bajamos a desayunar y una chica de baja estatura pero grandes dimensiones, con un alto grado de hiperactividad, llegaba tarde a servir el desayuno o no se qué, hablaba a el doble de pulsaciones que una persona normal. Le echó una bronca al chico de recepción y se puso a preparar  las cosas. Ya teníamos las mochilas preparadas y esperábamos a la chica que se encargaba de nosotros en esta segunda parte del viaje. Llegaba una media hora tarde, así que la chica de recepción se terminó de volver loca y empezó a llamar por teléfono a Steve, momento en que entró por la puerta Carina, y claro, la puso de irresponsable para arriba, en fin, el vehículo iba recogiendo a gente en los hoteles de cada uno y era normal que se retrasase algo.

Así que nos montamos en un barco turístico que nos llevaría a visitar a dos poblaciones aisladas de la civilización que vivían dentro del lago Titicaca; Uros y Taquile.

Lo que más me llamó la atención, aunque también era lo más preparado para turista eran los Uros, una población que vivía en islas flotantes sobre el lago. Construían sus islas con paquetes de junco que iban renovando periódicamente. Ésta gente vive del turismo y de su artesanía, que nos muestran mientras nos sentamos en corro y nos explican su estructura, su modo de vida, etc.

Isla de Uros

Mientras nos daban la explicación y en un cuenco con agua en el que había peces (no recuerdo por qué había peces), resultaba imposible que no se colasen éstos a llevarse el pescado, tenía incluso que agarrarlos para que se fueran!!

Ibis de la Puna - Puna Ibis (Plegadis ridgwayi)

Y también andaba por la misma isleta este pollo, que no paraba de pedir comida:

Gaviota Andina - Andean Gull (Chroicocephalus serranus)

Allí nos compramos un bonito tapiz que aún no hemos colgado en la pared, donde la mujer que nos lo vendió, representaba las actividades diarias que realizaba, sus hijos, su marido, pescando el, cosiendo ella, etc.

De allí nos fuimos a la mucho más lejana isla de Taquile, donde los habitantes, era muy poco sociables, a diferencia de los Uros. Por el camino nos mostraban la orografía del entorno, donde aparecían diversos volcanes, algunas ciudades que pertenecían a Bolivia, ya que el Lago, esta dividido entre Bolivia (40%) y Perú (60%). Los habitantes de Taquile vestían con un atuendo típico, que era un traje negro y un gorro, el cual indicaba el estado civil del hombre que lo llevase. Las mujeres no llevaban nada especial.

Atuendo típico de Taquile.

Allí almorzamos, dimos una vuelta por la isla dejándonos el corazón en el camino, ya que había que subir 500 escalones y estábamos a más de 3.900 metros. Regresamos al barco e hicimos el camino de vuelta.

Mirlo de Alas Amarillas - Yellow-Winged Blackbird (Agelasticus Blackbird)

Malvasía Canela - Ruddy Duck (Oxyura jamaicensis)

Focha Andina - Andean Coot (Fulica ardesiaca)

Esta vez decidimos cenar en un lugar para turistas, a ver qué tal, ya que tenía un espectáculo de bailes tradicionales de todo el Perú. A pesar de mis reticencias, resultó ser algo muy recomendable, tanto por la calidad de la comida, como por el espectáculo en sí, lleno de colorido y sonoridad y a un precio comedido. Allí me tomé un curioso cóctel, que contenía maracuyá, cerveza negra, pisco y algún que otro jugo, que resultó estar muy bueno, así como la carne que pedimos, todo con un postre helado por unos 100 soles las dos personas (25€).

Volvimos al hotel y estuvimos preguntando a una chica nueva de recepción por el WI-FI, así que bajamos con nuestro netbook para intentar conectarnos, pero abajo no funcionaba la red. Pues nada, a descargar fotos como veníamos haciendo y formatear tarjetas llenas de fotos y vídeos.

A la mañana siguiente teníamos algo más de tiempo, ya que finalmente nuestro bus hacia la ciudad de Arequipa no saldría por la mañana sino a las 15h. Bajamos a desayunar sin nada, ni bolso, ni cámaras... dejamos las maletas medio montadas con todo dentro, tan solo para cerrarlas a la vuelta.

Regresamos del desayuno en unos 20 minutos, cogemos mochilas y bolsos, cerramos las maletas y las dejamos en consigna y fuimos a visitar la ciudad, que coincidió con el día de fiesta nacional, ya que había un pequeño desfile del ejercito en la plaza de armas. Dimos algún que otro paseo y decidimos comer esta vez en un restaurante que me llamó la atención porque no era turístico. Comimos estupendamente, palta reina (ensaladadilla de aguacate), chicha morada, carne de alpaca, etc. 

Recogemos las maletas y nos llevan a la estación. El bus que nos llevaba era de la compañía de más categoría, CRUZ DEL SUR, que llegó hora y media más tarde, pero que contaba con unas medidas que no he visto aún en ningún bus aquí en España, grababan el momento en que se metían las maletas en el bus, con su camarera de bus y diversas comodidades.

6 horas de trayecto y llegamos a Arequipa a las 23h, algo tarde para el horario de este país. El recepcionista parece que estaba dormido y tardó en abrir la puerta del hotel, que era muy pequeñito, pero impresionante, muy bonito, parecía un antiguo convento, completamente hecho en piedra, con su wifi. 

Deshacemos las maletas y cuando vamos a buscar el netbook, O_O no está donde pensábamos, deshacemos toodo absolutamente, hasta que finalmente nos hacemos a la idea de que no está. Atando cabos, me faltaba dinero del bolso y el netbook, lo único, y el único momento en que nos separamos del bolso fue durante el desayuno de esa mañana. Pues no queda otra solución, en el hotel nos han debido robar y no sabemos si pudo ser personal del hotel, que son los únicos que nos vieron con el ordenador y supieron cuando abandonábamos la habitación. Total, que no le voy a dar más vueltas al asunto, se perdieron casi todas las fotos y vídeos del viaje, salvo 8 GB de dos tarjetas que no borré. 

A primera hora vamos a la policía de turismo a poner la denuncia con el tiempo contrarreloj, ya que a las 7 nos recogían, pero no daba tiempo a terminarlo, así que lo dejamos a medias a espera de la vuelta. De todos modos, no servía de mucho, ya que habría que haberla puesto en la misma ciudad donde ocurrió. A las 7:30h nos recoge un microbus con una chica superalegre, que nos va contando un montón de cosas sobre los volcanes de la provincia que vamos viendo, compramos hojas de coca y así camino de Chivay, una pequeña ciudad en mitad de las montañas. 

Por el camino atravesamos la principal zona de reserva de camélidos sudamericanos, donde pudimos ver Vicuñas y Alpacas. Allí los camélidos viven en libertad, y una vez al año se capturan puntualmente para esquilarlas. La vicuña es un animal de pelo muy corto, pero al parecer un de los más caros y de mejor calidad del mundo. Apenas se les cortan uno o dos centímetros, ya que los animales necesitan su pelo para soportar el frío de la Puna. Por tanto, se realiza un uso sostenible de la especie. Por todo el país se venden productos de gran calidad elaborados con el pelo de esta especie y sus variedades domésticas, como la alpaca (de mayor producción pero menor calidad).

Vicuñas (Vicugna vicugna)

Hicimos alguna parada, afortunadamente, ya que en una de ellas pude registrar algunas especies extra para la lista :), como los enormes Gansos Andinos, las Cercetas Andinas y el Martinete... Común, una de las pocas especies que ya conocía, aunque de una subespecie distinta.

Ganso Andino - Andean Goose (Chloephaga melanoptera)

Cerceta Andina - Puna Teal (Anas puna)
Martinete Común - Black-Crowned Night Heron (Nycticorax nycticorax hoactli)

Allí paramos en el punto más alto del viaje, a 4.913 m.s.n.m. Allí si que faltaba el aire, solo subir y bajar del autobus nos cansaba. 

Llegamos a Chivay y tras acomodarnos salimos a dar una caminata a ver unas tumbas rupícolas que había cerca, apenas hicimos 40 minutos andando, pero mereció la pena totalmente, sirvió para retomar ánimos, olvidarse un poco del capítulo sufrido, aunque nunca del todo.





Esta chica nos siguió y se colocó junto a un mirador por si alguien se quería hacer una foto con ella.

Fringilo Plomizo Serrano - Plumbeus Sierra-Finch (Phrygilus unicolor)

Colibrí Gigante - Giant Hummingbird (Patagona gigas)

Y allí que estábamos haciéndonos fotos con unas calaveras junto a unos restos preincas, cuando oímos el grito de un cernícalo, que sale del cantil, ¿¿pero qué pasa?? ¿¿Qué invento es éste?? Miro hacia arriba del roquedo y me encuentro con el siguiente elemento.

O_O

Águila Mora - Black-Chested Buzzard-Eagle (Geranoetus melanoleucus)



Pues qué queréis que os diga, que esto me alegró un poco más el día. Tenía muchas ganas de ver esta especie.


Tórtola de Alas Negras - Black-Winged Ground-Dove (Metriopelia melanoptera)




Volvimos al hostal y salimos a cenar solos. El resto fueron a un espectáculo folclórico, pero nosotros no estábamos para mucha fiesta. El mercado del pueblo era muy interesante y estaba lleno de artesanía. Aprovechamos aquella noche para comprar una bolsa de quinua, alimento típico del Perú muy nutritivo, con el que se preparan unas sopas muy ricas.

A la mañana siguiente salimos bien temprano, nos preparan el desayuno a las 5:30 para salir a las 6:00. Íbamos a subir al Cañón del Colca, el más profundo del mundo, con más de 4.000 metros de desnivel en total, no obstante, para llegar a dicho punto, habrían sido necesarias más de 3 días de trecking y no era el objetivo, sino la posibilidad de ver al Cóndor Andino, ya que según parece es una de las mejores zonas para ver a ésta especie.

A las 8, incluso algo antes llegamos al mirador del Cóndor, donde nos disponíamos a esperar por si aparecía algún individuo, ya que depende de los días, en ocasiones se pueden ver algunos y otras veces no. 

A primera hora es cuando se podían ver y ya pasaba un corto espacio de tiempo, cuando apareció un ejemplar lejano, sobrevolando el cañón.


Cóndor Andino - Andean Condor (Vultur gryphus)

Habíamos tenido mucha suerte, pudimos verlo muy bien y durante un rato, también había un par de ejemplares más.


Mientras tanto, había otra ave por allí llamando mi atención:

Fringilo Negro - Mourning Sierra-Finch (Phrygilus fruticelus), aunque no me cuadra mucho con los dibujos de la guía.

Y bueno, eso fue todo... o no? XP

Pues no, a las 9h empezó el show y empezaron a aparecer Cóndores, que volaban muy, muy cerca.

Macho Subadulto - Subadult Male






Macho adulto - Adult Male


Incluso se nos posaron a unos 20 metros.


Hembra Subadulta - Subadult Female



Joven y Hembra Adulta - Juvenile and Adult Female



Macho Subadulto - Subadult Male



Hembra adulta - Adult Female

Y entre tanto un Caracara de Montaña joven:

Caracara de Montaña - Mountain Caracara (Phalcoboenus megalopterus)


En esa mancha de nieve que se observa dicen que nace el río Amazonas.

Creo que nos pudimos dar por satisfechos, unos 10 ejemplares distintos de Cóndor Andino, de todas las edades y sexos. Ya podemos bajarnos. Al regreso paramos en un poblado a observar alguna edificación y algo de folclore.







Algo que no me gustó nada, pero... tenían Águilas Moras, seguramente expoliadas de sus nidos, como nos comentaba la guía, para hacerse fotos con los turistas.

Y llegamos al final del viaje, regresamos a Arequipa, donde nos apresuramos para poner la denuncia que dejamos a medias. Allí la policía nos tenía casi redactado el informe y a diferencia del primer día fueron rápidos, eficaces y comprensivos. Una pena haber perdido el tiempo en eso, ya que ésta era la ciudad más bonita en la zona centro que vimos en todo el viaje, junto con Cusco. Estaba construida en piedra blanca por completo y con un gran estado de conservación, seguramente debido a la dureza de esta roca.

Nos recogieron en el vehículo particular y nos llevaron al aeropuerto de Arequipa, donde tomamos un vuelo nocturno hasta Lima. El conductor nos advirtió de los peligros de Lima, sobre todo por la noche, lo que unido a la desconfianza que llevábamos hizo que tuviéramos una noche algo estresante. En Lima nos recoge un chófer que venía enviado por el hotel, nos vamos a fijar en el número de licencia del taxi y no era un taxi, era un particular, que arranca el coche haciendo un puente, empieza el recorrido y nos lleva por un montón de callejones, y yo cada vez más mosqueado, hasta que finalmente llegamos al hotel en el barrio de Miraflores, uno de los más seguros de Lima, según se comenta.

Hacemos noche y el sitio está más que correcto. 



Día 25 de Mayo


Desayunamos en la azotea del hotel con grandes vistas de la ciudad, tan buenas que pude ver un Buitre Negro en una azotea cercana. Incluso una especie nueva de periquito que aún debo confirmar.

Salimos hacia el aeropuerto de Lima cuando llega de nuevo otro vehículo particular. Ahí pudimos ver el tráfico de Lima, algo caótico XD, más en hora punta, pero llegamos a tiempo. Tan a tiempo que el vuelo se retrasó 6 horas y en el aeropuerto nos invitaron a pasarlas en el Hotel Sheratton de Lima, almorzando y dándonos habitación, para luego traernos de regreso.

En el primer trayecto, pasábamos por toda la playa, donde se veía una enorme cantidad de aves marinas, pero solo pude distinguir a la Gaviota de Belcher.

Gaviota de Belcher - Belcher´s Gull (Larus belcheri)


13 horas más tarde llegamos a Madrid y tras una espera entre vuelos de unas 6 horas más, a las 16h del 26 de mayo tomamos el vuelo a Granada, donde llegamos una hora más tarde. Y hasta aquí la aventura. Hasta la fecha el mejor viaje que he realizado, gracias Steve y gracias a mi mujer.

Espero no haber aburrido a nadie, en todo caso, nadie obliga a leer, ¿no? XD

Buenas noches y hasta el próximo tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada