martes, 12 de febrero de 2013

Birding Lanzarote III

Hola a todos de nuevo:
Me alega mucho estar escribiendo aquí de nuevo, lo cierto es que han acontecido muchos cambios en mi vida en los últimos meses, todos ellos relacionados con el trabajo (en este caso por exceso, afortunadamente), lo que ha impedido actualizar el blog como a mí me gustaría. Pero bueno, más vale darte, como se dice por ahí.

Continúo narrando el viaje a Lanzarote, quizá con la parte más interesante y singular del mismo desde el punto de vista ornitológico. La madrugada del día 19 de agosto de 2012 nos embarcamos en el Barco de la Concepción, desde el puerto de Orzola, al Norte de la Isla un buen número de pajareros de toda España, así como algunos ingleses y belgas. Se trataba de un viaje organizado, con objeto de observar aves pelágicas en alta mar.

De modo que durante unas 5 horas fuimos navegando, al principio en oscuridad y sin ver casi nada, y luego con algo más de luz, iban apareciendo las primeras Pardelas Cenicientas, así como algún Paiño, imposible de identificar por mí a tanta distancia.

Parcela Cenicienta - Cory´s Shearwater (Calonectris diomedea borealis)


Parcela Cenicienta - Cory´s Shearwater (Calonectris diomedea borealis)

Aparecen a intervalos, grupos de Delfines, principalmente Mulares, aunque también comunes, moteados y listados. Incluso, se llega a observar, aunque muy muy lejos y brevemente un Zifio de Cuvier, así como algún Rorcual Tropical, que nos producía mucha emoción, ciertamente. Es parte de esa magia que tienen los cetáceos.

Delfín Mular (Tursiops truncatus)


Finalmente, tras esas cinco horas, llegamos al Banco de la Concepción, una zona de alta mar, aún en aguas españolas. Se trata de lo que en otros regiones se denominan un "seco", o una cosa montañosa submarina, donde la profundidad se reduce notablemente hasta apenas los 200 metros. ¿Qué supone esto? Nada menos, que un afloramiento de nutrientes en mitad del océano, consecuencia del levantamiento de sustancias del fondo marino, al chocar las corrientes sobre el mismo y la influencia de la radiación solar. Todo ello implica que estas aguas sean muy ricas en comparación con el desierto que suelen ser los océanos, lo que en Ecología se denomina un Upwelling.

Este punto, en teoría, debe ser bueno para la biodiversidad, y cómo no, para la presencia de aves. Pero claro, no se puede dejar nada al azar, de modo que la organización iba preparada con garrafas de lo que se denomina "Chum" (o tripas y despojos de pescado, grasa, etc.). Esto se lanza al agua (sin plástico ni nada, solo la comida) teniendo un efecto muy rápido sobre las aves procelariformes (Pardelas y Paiños), cuyo olfato está constatado y se pudo comprobar con esta práctica.

Al poco tiempo empezaron a aparecer diversas especies de Paiños.

El primero de ellos uno de los que más me gustó, el Paiño de Wilson, con un comportamiento "muy de paiño", con vuelo muy de mariposa, con las dos patas muy largas y extendidas posándose sobre el agua como si fuera San Pedro, de hecho, es así como se llama vulgarmente a los paiños "Pájaro San Pedro".

Antes de pasar a ver las fotos, voy a dar un par de claves para la identificación, ya que todos los Paiños pueden resultar muy parecidos si no se conocen.

Paiño de Wilson - Wilson Storm-Petrel (Oceanites oceanicus): 
  • Tamaño mediano 16-18 cm de pico a cola.
  • Alas oscuras con un leve panel alar en las supracoberteras.
  • Obispillo ancho, de color blanco sin inserciones de negro.
  • Cola recta.
  • Patas muy largas que sobresale tras la cola cuando van en vuelo.
  • Membranas interdigitales de color amarillo.
  • Comportamiento muy confiado, vuelo lento y se posa muy en el agua.









Paiño de Madeira - Madeiran Storm-Petrel (Oceanodroma castro):

Se trata de una de las aves estrella de este viaje, ya que es prácticamente exclusiva de estas agua (entorno de Canarias, Madeira,...).
  • Tamaño algo mayor, 19-21cm de pico a cola.
  • Obispillo también ancho y blanco, sin inserciones de negro.
  • Cola ligeramente ahorquillada.
  • Patas cortas que no sobresalen tras la cola en vuelo.
  • Membranas interdigitales negras.
  • Comportamiento esquivo, siempre realizaba pasadas en vuelos algo más rápidos y casi nunca se posaba sobre el agua.











Paiño Común - Storm Petrel (Hydrobates pelagicus):

Se trata, a pesar de su nombre, de uno de los paiños más escasos en estas aguas, que solo se pudo observar en un par de ocasiones de modo fugaz.
  • Es el de menor tamaño de los observables en esta zona. 15-16 cm de pico a cola.
  • Obispillo blanco y cola con corte recto.
  • Patas cortas con membranas interdigitales negras.
  • Destaca la franja infraalar blanca, como rasgo más característico.
  • Comportamiento esquivo, no entra muy bien al Chum. No obstante, su tipo de vuelo es más similar al Paiño de Wilson, posándose más a menudo.


Comparativa entre Paiño Común (Arriba) y de Wilson (Abajo)
Comparison between European Storm Petrel (above) and Wilson Storm Petrel (below)

Paiño Pechialbo - White-Faced Storm Petrel:

Sin duda uno de los más espectaculares y de los que más disfruté. Por su tamaño, belleza, confianza, etc. Se trata, junto al de Madeira, de una de las especialidades de estas aguas, ya que hasta la fecha era prácticamente desconocida su presencia en la zona, que tras varias expediciones parece ser más común en los alrededores de Lanzarote de lo que parecía.
  • Se trata de uno de los de mayor tamaño, junto al Madeira. 19-21 de Pico a Cola.
  • Alas y cola anchas.
  • Dorso marrón y obispillo grisáceo.
  • Se caracteriza principalmente por sus partes ventrales y cara blancas.
  • Patas muy largas que sobresalen de la cola.
  • Membranas interdigitales amarillas.
  • Comportamiento confiado, vuelo pausado y cíclico (repetía secuencia en torno al chum). 




Paiños Pechialvo (fondo) y Madeira (frente)
White-Faced (background) and Madeiran (front) Storm Petrels


Petrel de Bulwer - Bulwer´s Petrel (Bulweria bulweria)


Otra de las especialidades de estas aguas, también denominada "sombra negra", debido a su tonalidad y sutileza. Son aves poco confiadas que pasan en rapidísimos vuelos sin parar en el chum. Las condiciones lumínicas y el tono del ave, no ayudaron mucho a sacarles una buena fotografía.

  • Tamaño mediano, 25-29cm pico a cola.
  • Color marrón muy oscuro o incluso negro en función de la incidencia del sol.
  • Patas cortas y alas largas.
  • Comportamiento huidizo.



Además de todos estos Paiños, se pudieron observar otras aves durante esta jornada. Algunas tan especiales y poco frecuentes como el Págalo Rabero, del que pudimos disfrutar gracias a este joven.



Los págalos son aves que se caracterizan por su agresividad hacia otras aves marinas, practicando lo que se denomina cleptoparasitismo (roban comida pescada por otras aves). Por tanto, nos llamó la atención un ave que empezó a rondar a este joven, llegando a acosarlo con pasadas y vuelo en círculos.


Se trataba de un Paiño Ventrinegro - Black-Bellied Storm Petrel (Fregetta tropica), ave que desconocía hasta el momento, pero que era fascinante, con unas características muy distintas a otros paiños: En principio parecía mucho más grande, a pesar de apenas tener 22-23cm, por sus alas más anchas, tipo de vuelo (más tipo mariposa, quizá parecido al Paiño Pechialbo). De vientre blanco y pecho negro (la subespecie observada lo tiene así, tan solo con una linea negra desde pecho a cola. RESULTÓ SER LA TERCERA CITA PARA EL WESTERN PALEARTIC!! Y segunda para España.





La observación fue fugaz, en parte provocada por la indecisión del patrón de la embarcación y otras cuestiones, pero suficiente. Y allí nos quedamos un rato más con el Págalo, hasta que se marchó.



Además de éstas, se pudieron observar otras muchas especies, aunque eso lo contaré en la próxima entrada. Espero que sea pronto ;).

2 comentarios:

  1. Que buenos recuerdos,Jesús,jeje.
    Una entrada muy completa y currada.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Si Antonio, aquello fue grandioso :D

    ResponderEliminar